En el marco del programa “Territorios en Diálogo: Inclusión y Bienestar Rural”, liderado por Rimisp y el Instituto de Estudios Interculturales (IEI) de la Pontificia Universidad Javeriana Cali, con el apoyo del Centro Internacional para la Investigación en Desarrollo del Canadá (IDRC), se llevó a cabo la primera reunión virtual con diversos actores territoriales en los municipios de Pradera, Florida y Tuluá (Valle del Cauca – Colombia) con el fin de conformar las coaliciones que promuevan la transformación de sus territorios .

Territorios en Diálogo, que se desarrolla en varios países de Latinoamérica (México, Perú, Guatemala, El Salvador y Colombia), busca contribuir a la generación de dinámicas de desarrollo territorial inclusivo en territorios rurales que vinculen a actores públicos, privados y de la sociedad civil fortalecidos.

“Queremos motivar acuerdos sobre el desarrollo territorial en los municipios de Florida, Pradera y Tuluá, fortaleciendo las coaliciones que se han dado, y promover unas más amplias de acuerdo con las dinámicas que se han venido desarrollando. Así mismo, buscamos impulsar capacidades de transformación territorial a través del diálogo.  Para nosotros es muy importante que todos estos espacios de encuentro y de discusión puedan llegar a transformar realidades a partir del diálogo, captar la voz y la perspectiva de tantas personas que tienen mucho por decir desde los territorios. Es muy importante recoger las posiciones de todos y seguir construyendo a partir de ellas” afirmó Carlos Córdoba, director de la oficina de Rimisp en Colombia.

Con un marcado énfasis en la perspectiva de las mujeres y jóvenes rurales, este primer encuentro tuvo como ejes de diálogo temas relacionados con tierra, territorio y gobernanza económica. El espacio contó con la participación de 35 personas delegadas de diferentes organizaciones sociales, campesinas, indígenas, afrocolombianas, centros de investigación regional, representantes de la institucionalidad estatal departamental y municipal, actores privados, gobiernos locales y academia.

Para promover el diálogo, el Instituto de Estudios Interculturales (IEI)presentó una lectura territorial sobre las situaciones que enfrentan las mujeres rurales en estos municipios, destacando que 70,6% no son propietarias de los predios donde habitan. De acuerdo con los datos presentados, Daniela Gómez, investigadora de este Instituto, afirmó que “son pocas las mujeres que cuentan con títulos de propiedad o saben cómo acceder a ellos. Referente a las actividades productivas que desarrollan, se evidencia una relación con el interés genuino de las mujeres por proteger el medio ambiente y los recursos naturales”.

En cuanto a la gobernanza económica y la economía del cuidado, el IEI destacó que muchas mujeres no son las tomadoras de las decisiones principales en sus actividades productivas y, en la mayoría de ellas, no se recibe asistencia técnica ni cuentan con apoyos financieros asociados con los factores rentables. “El 47,4% de las mujeres campesinas realizan las tareas del cuidado y la vivienda solas y la mayoría dedican más de 8 horas al día al cuidado de la vivienda y la familia, el 58,8% trabajan junto con la familia en el cuidado de la huerta casera” destaca el documento.

Algunos de los participantes compartieron sus opiniones frente a los datos presentados, con el fin de dar a conocer su interés en las temáticas, las acciones y las coaliciones que se podrían generar gracias a este espacio.

Cristina Rengifo, delegada de la Asociación Campesina y de Trabajadores del Valle del Cauca en el eje de mujer y familia y enlace territorial del proyecto del municipio de Florida, afirmó que “este es un escenario muy interesante debido a la participación y las investigaciones frente al tema de género y el campesinado en los diferentes municipios. Es muy interesante participar y conocer los indicadores de lo que representa cada territorio, pero también me gustaría que todas las entidades se fueran interesando por conocer las cosas locales desde las comunidades”.

Las diversas intervenciones coincidieron en la pertinencia que tiene avanzar en procesos de articulación a partir de la identificación de temáticas claves para el cuidado del territorio, la relevancia de partir de las propuestas generadas por sus habitantes y la participación de la institucionalidad local.

Sandra Haya, integrante de la Dirección Territorial Andes Occidentales de Parques Nacionales mencionó que “son importantes estos escenarios de conexión y diálogo de las perspectivas de desarrollo y conservación. Estamos haciendo acuerdos para el trabajo articulado con diferentes organizaciones institucionales, públicas, privadas, locales, campesinos, indígenas y negritudes. Así mismo estamos atentos a lo que se trabaje en este espacio porque es importante esa conciliación en el territorio”.

De esta manera, en este primer encuentro se compartieron ideas, puntos de vistas, preocupaciones, procesos de gobernanza y diferentes proyectos en torno a los cuales se podrían concretar acciones posteriores.

La próxima reunión se realizará el 1º de diciembre y se enfocará en las dimensiones de derechos humanos y participación política y comunitaria. De esta manera, Rimisp impulsa estrategias de transformación para la equidad territorial, basadas en una mejor comprensión de los desafíos que enfrentan los territorios rurales de América Latina.

 

Ingresa tu correo electrónico para recibir nuestros newsletter.

Noticias similares