Con el objetivo de contribuir al fortalecimiento de capacidades locales y regionales para la construcción de paz, Rimisp apoyó a la Agencia de Cooperación Alemana GIZ y al Departamento Nacional de Planeación (DNP) en la construcción de un libro que compila los principales resultados y hallazgos de los análisis realizados sobre descentralización, ordenamiento territorial, asociatividad y subregionalización funcional en Colombia.

En este sentido, el libro denominado Reflexiones sobre ordenamiento y desarrollo territorial en Colombia aborda los desarrollos, avances y desafíos del país en la consolidación de mecanismos que contribuyan al desarrollo regional, en particular, aquellos relacionados con la asociatividad y el ordenamiento territorial, así como las funcionalidades territoriales. Para ello, los capítulos se construyeron con insumos de consultorías realizadas con Rimisp y Fedesarrollo, las cuales fueron posible gracias a cooperación delegada de la Unión Europea a la GIZ en Colombia, en el marco del proyecto de Fortalecimiento y Consolidación de capacidades locales y regionales para la planificación, el ordenamiento territorial y la construcción de paz – ForPaz.

Carlos Córdoba, director oficina Rimisp en Colombia afirmó queOrdenamiento, asociatividad, descentralización, subregionalización son temas distintos pero parecidos en la práctica. El libro se hacen unas reflexiones sobre los temas de los instrumentos, las normas, las metodologías y sobre todo se hacen propuestas de cómo sacarle más el jugo a todas estas herramientas institucionales que tenemos. Esperamos que sea un libro que se pueda revisar en los territorios y sea de utilidad”, señaló Córdoba

El libro aborda cuatro grandes temas: El primero, expone un marco general sobre la descentralización y el desarrollo territorial en Colombia, en el cual se presentan las bases conceptuales del Pacto por la descentralización del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022; los retos y apuestas del país en descentralización con énfasis en ordenamiento y asociatividad territorial, y la motivación para repensar el modelo descentralizador colombiano en el marco de la Misión de Descentralización.

En el segundo capítulo plantea una reflexión sobre el ordenamiento territorial como elemento estructurador del desarrollo, que permita crear condiciones para avanzar en la reducción de desigualdades territoriales, generar dinamismo económico y favorecer el proceso de descentralización. La reflexión se sustenta en una síntesis de los diversos insumos que se han desarrollado alrededor del ordenamiento territorial, particularmente de los trabajos realizados por Fedesarrollo y la Secretaría Técnica y el Comité Especial Interinstitucional de la Comisión de Ordenamiento Territorial, entre otros.

En el tercer capítulo, se abordan las interdependencias espaciales como herramienta de diseño y focalización de política pública. Se presentan los desarrollos conceptuales de mayor relevancia en términos del análisis de las interdependencias espaciales y propone tres herramientas específicas para el diseño y focalización de políticas públicas en el caso colombiano. También, se presenta un análisis desde la óptica de la geografía, la economía y las ciencias sociales en general, los conceptos de interacción e interdependencia espacial y el de relaciones funcionales. A la luz de estos conceptos, se proponen definiciones específicas que permiten su cuantificación y que se implementan empíricamente con datos municipales para el caso colombiano.

Para Amparo García, Subdirectora General Territorial del DNP, los desafíos de económicos y sociales que ha impuesto la pandemia por Covid-19 demandan una nueva forma de pensar el país. “Es necesario, ahora más que nunca, un enfoque que supere las divisiones político-administrativas, en la que los gobiernos locales puedan aprovechar sus potencialidades comunes para impulsar el desarrollo en sus territorios, a partir de sus vocaciones, de esas potencialidades que a veces desconocemos y atendiendo que hay unas características que nos hacen más fuertes y eso es lo que debemos sacar adelante” señaló la funcionaria.

En el cuarto capítulo, se presenta una reflexión sobre la asociatividad territorial como mecanismo estratégico de concurrencia de esfuerzos y recursos, se influyen las relaciones funcionales, se presentan las figuras institucionales previstas para la asociatividad territorial en Colombia y se presentan recomendaciones para el fortalecimiento de asociatividad.

Para una de sus autoras, Ángela Penagos, actual directora de la Iniciativa Agroalimentaria Universidad de los Andes, el territorio no es un espacio estático. “En él, hay un conjunto de interdependencias que son dinámicas; hay funcionalidades que son elementos determinantes en el momento de ordenar el territorito como un factor para el desarrollo; y ese es un camino para reducir desigualdades, reducir pobreza y es un camino para el dinamismo económico de los territorios urbanos y rurales” afirmó Penagos.

En el quinto capítulo sobre Conclusiones y recomendaciones se proporcionan insumos y elementos de análisis a modo de recomendaciones para el desarrollo de la Misión de Descentralización que se adelantará durante el 2020 y 2021, a partir de los estudios solicitados por el Departamento Nacional de Planeación y financiadas por el proyecto ForPaz de la GIZ/UE. Los insumos principales son: i) el documento técnico para la elaboración de Política General de Ordenamiento Territorial (PGOT), ii) el proceso de subregionalización funcional para el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, y iii) las consultorías adelantadas en materia de asociatividad territorial.

Al ser los autores de este libro, Rimisp contribuye con insumos que permiten tener una mejor comprensión de las realidades de los territorios colombianos, y así promover estrategias que impulsen su desarrollo. Descárgalo aquí

Ingresa tu correo electrónico para recibir nuestros newsletter.

Noticias similares