Tres diputadas chilenas analizaron los datos del Observatorio de Género de Rimisp sobre participación en partidos políticos, y plantearon soluciones para acortar brechas.

El Observatorio de Género, Mujeres y Territorios de Rimisp busca contribuir a la discusión sobre la equidad de género, poniendo en el debate la dimensión territorial de las desigualdades entre hombres y mujeres.

Con su última investigación, denominada “Análisis de brechas de género y territoriales en indicadores de participación social y política”, el Observatorio constató que en Chile, México y Colombia persisten brechas de participación social y política, tras analizar 12 mil encuestas a hogares en territorios rural-urbanos de estos tres países.

En Chile, particularmente, donde se estudiaron 101 territorios, la investigación arrojó -para toda la muestra- que los hombres duplican la participación de las mujeres en partidos políticos.

La brecha se acentúa en los territorios rural-urbanos grandes, donde los hombres participan un 60% más que las mujeres.

Por el contrario, el estudio también devela que el 69% de las mujeres de territorios rural-urbanos pequeños participó en las últimas elecciones, superando a sus pares de territorios grandes (64%) y medianos (59%).

Para la diputada (independiente) Virginia Troncoso, representante de la Región de O’Higgins, el análisis “es bastante paradójico, pero en parte explicaría los problemas de desconexión que suele existir entre algunas autoridades y la ciudadanía”.

“Por un lado, vemos que en los procesos electorales las mujeres de territorios rural-urbanos pequeños participan mucho más que los hombres (…) por otro, esas mismas mujeres (rurales) tienen menos posibilidades de ser escuchadas”, explicó la representante del distrito 16, a propósito de la baja participación de estas mujeres en partidos políticos.

Dada la ínfima afiliación, que en todos los territorios analizados no supera el 1,8%, Troncoso plantea que se pierde “la oportunidad de avanzar en soluciones que realmente sean efectivas y acordes a sus necesidades”.

Por su parte, la diputada Camila Rojas (Comunes), de la Región de Valparaíso, señaló sobre esta brecha de participación del 60%, que “esto habla de que no es que las mujeres no participemos, no es que las mujeres no nos organicemos en los territorios, ni menos que no tengamos interés en hacer política, es que el sistema político tal cual está constituido nos excluye y sub-representa”.

“Esto tiene consecuencias graves por eso hay que hacer todos los esfuerzos para cambiarlo. Es un problema social y no de las mujeres, así que no cabe achacar responsabilidades individuales”, acotó la parlamentaria del distrito 7.

Acortar brechas

¿Cómo disminuir las brechas de participación en partidos políticos? La diputada Carolina Marzán (PPD), representante del distrito 6 también de la Región de Valparaíso, señaló que “es necesario que se internalice en la sociedad que tanto hombres como mujeres tienen los mismos derechos, no solo en política, sino que también en otros espacios de decisión que aún son solo ocupados por hombres en su mayoría (…) que dan muestra de cuánto falta por avanzar en la equidad y dignificación de las mujeres en todos los ámbitos”.

Así todo, la parlamentaria por la Quinta Región Cordillera destacó que los índices de participación de mujeres en política han ido mejorando a medida que se ha ido generando el cambio cultural de equidad e igualdad, pero también por normativas como la ley de cuotas.

Esta legislación “tiene injerencia directa en facilitar el acceso y garantizar cupos de candidaturas que hace algunos años estaban vedados, puesto que estos espacios eran utilizados de manera casi hegemónica por hombre y de manera muy excepcional por mujeres”, dijo Marzán.

En tanto, la diputada Troncoso dice que, para disminuir las brechas de género, “lo que debiésemos tratar de buscar, entonces, es abrir los espacios de diálogo en los sectores más rurales y sentarnos a escuchar la realidad que viven las mujeres más desprotegidas, porque son justamente ellas las que requieren una mayor ayuda de parte del Estado”.

“Sé que hemos avanzado en fomentar la participación femenina en política durante los últimos años, pero el esfuerzo tiene que ser mucho mayor y diversificarse a los sectores más alejados y menos desarrollados de nuestro país”, agregó la parlamentaria, e interpeló a los partidos y organizaciones políticas a hacer “un esfuerzo adicional para escuchar a esas personas”.

Finalmente, la parlamentaria de la Región de O’Higgins dijo sobre la investigación del Observatorio que “con estudios como estos toma cada vez más fuerza la frase de que las instituciones y las autoridades, no sólo las actuales sino que la de las últimas décadas, están muchas veces desconectadas de la realidad que viven la mayoría de los chilenos, pero en especial aquellos que se encuentran más alejados y que por lo general tienden a ser postergados por un aspecto netamente territorial y geográfico”.

Ingresa tu correo electrónico para recibir nuestros newsletter.

Noticias similares