En el conversatorio “Mediciones innovadoras del desarrollo para contribuir a la transformación territorial” organizado por Rimisp y Semana Rural, se plantearon y discutieron desde diferentes miradas expertas, el rol que tienen los observatorios territoriales en la construcción de estas mediciones innovadoras.

El espacio surge en el marco del proyecto  “Fortalecimiento de un Observatorio para medir el cambio con perspectiva territorial” del Programa Territorios de Oportunidad de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el cual reconoce que uno de los desafíos en el diseño y seguimiento de políticas públicas, es la incorporación de la heterogeneidad propia de las regiones y la participación de los actores territoriales en este proceso.

El proyecto es desarrollado por Rimisp y el Instituto de Estudios Interculturales de la Universidad Javeriana de Cali y precisamente para el director de la oficina de Rimisp en Colombia, Carlos Córdoba “los observatorios plantean escuchar de otra forma lo que está pasando en el territorio, nos acercan a la gente, a construir y discutir con ellos y ellas sobre los indicadores cotidianos, en una perspectiva local”. En el rol que tienen “es muy importante entender la lectura de la ciudadanía para adaptar las políticas públicas y hacerlas más aterrizadas a las condiciones subjetivas de las comunidades en el territorio”.

El desarrollo rural y la planeación de nuevas metodologías para medir el progreso y el diseño de políticas públicas, también fue abordado en el encuentro. Olga Lucia Acosta, economista especialista de la Oficina de CEPAL Colombia, explicó que en la última década se ha producido un cambio fundamental frente al concepto de desarrollo, en el que se han incorporado nuevas medidas para entender lo que significa bienestar, agregando que “tenemos muchos matices culturales que le exigen a las políticas públicas una diferenciación y una flexibilidad que no siempre se logra”.

Siguiendo la misma línea de bienestar y desarrollo, Ángela Penagos, directora de la Iniciativa Agroalimentaria de la Universidad de los Andes, resaltó que “es clave pensar mediciones que tengan en cuenta las interacciones entre individuo, hogar y territorio, para tener un modelo más amplio de medición”.

A su vez, el investigador co-principal en Everyday Peace Indicators, Peter Dixon, recalcó la necesidad de que las comunidades participen de la construcción de las políticas públicas directamente, junto con resaltar que los indicadores de aspectos cotidianos, son un poderoso complemento a las mediciones más tradicionales para llegar a una investigación más completa y profunda. “El lente cotidiano puede aportar a una comprensión más profunda del bienestar en el desarrollo de programas que pueden contribuir a la transformación territorial”

Daniel Gómez, Subdirector General Sectorial del Departamento Nacional de Planeación, reconoció que en el país es clave abarcar, desde el bienestar, una mirada más amplia del desarrollo y que los expertos tengan un diálogo con las comunidades. “En Colombia hemos mejorado las mediciones, ya que estamos considerando el bienestar más allá de los ingresos”

La directora del Observatorio de Políticas Públicas (POLIS) de la universidad ICESI en Cali, Lina Martínez, destacó la importancia de tener en cuenta medidas subjetivas como la felicidad y las emociones. “Pensar en la felicidad de la población es una discusión reciente. Cómo la llevamos a las políticas públicas es un salto enorme”

Les invitamos a revivir este conversatorio en el siguiente vínculo https://www.facebook.com/Rimisp/videos/370847550812345

Ingresa tu correo electrónico para recibir nuestros newsletter.

Noticias similares