La participación electoral en México ha mostrado en general, para elecciones parlamentarias y presidenciales, una tendencia decreciente desde 1994, año en que se obtuvo la máxima participación electoral, con un 78,5% en las elecciones presidenciales (IDEA, s.f). En las elecciones del 2018, el 66,2% de las mujeres participaron frente a un 58,1% de los hombres (INE, 2019). Con respecto a la afiliación a partidos políticos, según datos del 2017, el 16,9% del padrón electoral participa de algún partido político (INE, 2017) y un 12,5% de los empleados forma parte de sindicatos (ILO, s.f). Nuestros resultados se interpretan con esta imagen política del país como contexto.

En cuanto a la participación electoral, nuestros resultados dan cuenta de una mayor participación en los territorios rural-urbanos (71,2% hombres y 75,7% mujeres), en relación con el promedio de participación nacional (58,1% de los hombres y 66,2% de las mujeres habilitadas para sufragar). Las mujeres votan más que los hombres en todos los territorios, y la participación tiende a aumentar a medida que aumenta la ruralidad. Los territorios rural-urbanos medianos muestran las mayores brechas a favor de las mujeres, con una menor participación política de hombres.

Por otro lado, la participación en partidos políticos en los territorios rural-urbanos es bastante menor que la cifra país (16,9%) y son los hombres los que tienden a participar más. El 5% de los hombres y el 4% de las mujeres afirman participar en un partido político, para el total de territorios rural-urbanos. La menor participación de mujeres se da en los territorios más pequeños (más rurales), mientras que, para los hombres, la participación aumenta con la ruralidad. La mayor brecha, desfavorable a las mujeres, se da en los territorios medianos, donde la participación de los hombres casi duplica a la de las mujeres.

La participación en organizaciones vecinales es mayor en hombres que en mujeres, y la participación de las mujeres disminuye a medida que aumenta la ruralidad. Sin embargo, la mayor brecha se da en los territorios más urbanos. En estos territorios, la participación de los hombres llega al 18,5%, mientras que solo el 11,6% de las mujeres entrevistadas participa en alguna de estas organizaciones.

La participación en sindicatos en los territorios rural-urbanos (6,6% hombres y 2,2% mujeres) es bastante menor que las cifras a nivel nacional (12,5% en 2016) (ILO, s.f), y la participación de mujeres es menor a la de hombres en todos los territorios. Los territorios más urbanos son los que presentan los mayores niveles de sindicalización (8,5% hombres y 3% mujeres).

Finalmente, la participación en cooperativas – mayor para hombres y mujeres que en los otros países analizados – presenta fuertes brechas entre hombres y mujeres. En el total de la muestra, mientras el 6,1% de los hombres participa de una cooperativa, solo el 1,8% de las mujeres lo hace. La brecha aumenta a medida que aumenta la ruralidad, con la participación de hombres creciendo en territorios relativamente más pequeños, y la de mujeres reduciéndose en paralelo.

Referencias

Institute for Democracy and Electoral Assitance (s.f). Voter turnout database. Disponible en: https://www.idea.int/data-tools/regional-entity-view/LAC/40

International Labour Organization. (s.f). ILOSTAT. Disponible en: https://www.ilo.org/shinyapps/bulkexplorer47/?lang=en&segment=indicator&id=ILR_TUMT_NOC_RT_A

Instituto Nacional Electoral (2019). “Estudio muestral sobre la participación ciudadana en las elecciones federales de 2018”. Disponible en: https://centralelectoral.ine.mx/wp-content/uploads/2019/08/EMPC-2018.pdf

Instituto Nacional Electoral (28 de agosto, 2017). “Cumplen partidos políticos con mínimo de afiliados para mantener su registro”. Disponible en: https://centralelectoral.ine.mx/2017/08/28/cumplen-partidos-politicos-con-minimo-de-afiliados-para-mantener-su-registro/