Daniela García, investigadora principal de Rimisp, analizó el escenario actual de los conflictos sociales en Chile. Según la socióloga, a raíz de las movilizaciones, hoy “se está hablando de las desigualdades territoriales en las distintas regiones y comunas” del país.

El 18 de octubre de 2019 quedará marcado en la historia de Chile como una fecha histórica, cuando a partir de un hecho puntual -el alza en el pasaje del metro-, miles de personas salieron a las calles a protestar.

Pero el malestar no refería, exclusivamente, a los $30 pesos. “Son 30 años”, se leía en pancartas y paredes. Los chilenos, cansados de un sistema considerado desigual, exigían un cambio en el modelo de desarrollo, mediante protestas y concentraciones. Algunas de ellas, concluyeron en hechos de violencia inusitada, que obligaron al Ejecutivo y al Parlamento a formular un pacto por la paz que incluía un plebiscito (que se realizará el próximo 26 de abril) que consultará si se quiere, o no, una nueva Constitución.

“Lo que estamos viendo en Chile, y quizás en otras partes de Latinoamérica, es que hay una nueva demanda por cambios del modelo económico (..). Hay una revitalización de los antiguos debates, -como el debate por el desarrollo-. Se había dejado de hablar de la estrategia de desarrollo, como si eso ya fuese tema resuelto. Y hoy ese debate ha vuelto a la palestra”, explica la investigadora principal de Rimisp, Daniela García, en relación a este proceso.

La doctora en Socióloga y máster en Políticas Públicas señaló que, tras el estallido, “las personas son más vocales respecto de los conflictos que hay en sus territorios. Se está hablando de las desigualdades territoriales en las distintas regiones y comunas” del país.

En esta línea, Rimisp se encuentra evaluando incluir dos territorios de Chile, para el programa “Territorios en Diálogo. Inclusión y Bienestar Rural”, con el cual se busca mejorar el bienestar de los territorios excluidos del proceso de desarrollo, y que ya aplica en Perú, México, Colombia y El Salvador. Estos territorios podrían estar ubicados en las regiones de La Araucanía, Ñuble, o en el Norte del país. “No tenemos una decisión tomada sobre qué territorios vamos a abordar, pero, por ejemplo, consideramos La Araucanía, porque allí confluyen temas ecológicos, socioculturales, identitarios, así como demandas territoriales y limítrofes; conflictos políticos sobre cómo se debería organizar y administrar ese territorio”, señala.

Además, en dicha región “hay una demanda por un cambio de administración del Estado, y que sea no solo descentralizado, sino también plurinacional”. Sin embargo, la decisión final sobre qué territorios se seleccionarán se tomará en base a un análisis de las características territoriales y la presencia de conflictos en las localidades.

Otras comunas que presentan conflictos son Quintero y Puchuncaví, en la Región de Valparaíso. En ambas comunas, los vecinos reclaman por los efectos que supone, para su salud y medioambiente, la actividad de una veintena de empresas de energía, químicos y combustible. En 2018, y por motivos que aún se investigan, más de mil personas sufrieron síntomas de intoxicación.

En ese caso, explica García, “hay intereses contrapuestos, no solo del pueblo con y los empresarios. Además, hay una demanda por un rol más activo del Estado, de fiscalización, y también de reparación, de salud, de poder contar con el Estado cuando una emergencia se presente. Se reporta que las personas están en completa desprotección”.

El caso de Quintero y Puchuncaví es uno de los 97 conflictos socioambientales presentes en Chile, según un mapeo desarrollado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos, actualizado en 2018. La Universidad de los Lagos, por su parte, tiene un catastro de 99 conflictos socioterritoriales, ocurridos entre 2005 y 2014. Asimismo, el Environmental Justice Atlas ha reportado, hasta 2018, 58 casos en Chile.

En relación a este punto, la experta valoró que, después del estallido de octubre pasado, existe una mayor disposición al diálogo, de parte de las comunidades. Con las manifestaciones, “abrimos una ventana. Hoy hay mayor conversación ciudadana sobre las problemáticas que atraviesa la sociedad chilena”, señaló.

Crédito fotografía: Susana Hidalgo

Ingresa tu correo electrónico para recibir nuestros newsletter.

Noticias similares